Medio:

Es el término ideal para consumir la carne y apreciar todo su sabor y jugosidad. Es sellado en la parrilla, dejando un centro rosa pálido.

Tres Cuartos:

La carne comienza a perder jugosidad y con ella el sabor. El centro del corte se torna a blanco.

Bien Cocido:

Es el término menos recomendado ya que la carne pierde hasta un 70% de su jugosidad, quedando dura y seca aun cuando el corte sea de calidad. Color blanco y prácticamente sin jugo ni suavidad.